FAQ

1) ¿Qué llaga entre ladrillos suele emplearse normalmente en las construcciones con refractario?

La práctica habitual habla de una llaga de máximo 3 mm.  Hemos de tener en cuenta que esta llaga de mortero entre ladrillos puede considerarse un punto débil en el revestimiento y por lo tanto vulnerable a la temperatura, ataque químico, etc...

2) ¿Si no dispongo de ladrillos en forma de cuña cómo puedo construir un arco?

Se suelen emplear ladrillos "planos" cuyas uniones mediante mortero refractario se aplican en forma de cuña (máxima llaga de 3 mm. en cara de fuego y aumento de la misma conforme nos acercamos a la cara fria).  De esta manera conseguiremos la forma circular o eliptica del arco desado.

3) ¿Qué cantidad de mortero necesito para la unión de ladrillos refractarios?

El dato teórico es de 200gr. por cada ladrillo de 230x114x64mm. para la construcción de un paramento recto.  Esta cantidad aumenta significativamente si con ladrillos "planos" vamos a construir arcos o paramentos curvos, ya que la supercie de contacto entre ladrillos ha de cubrirse completamente con mortero (de cara de fuego a cara fria).

4)  La cobertura metálica de mi horno tiene un punto con alta temperatura ¿puedo protejerla con un revestimiento refractario exterior?

Podría tratarse de una reparación de urgencia pero hemos de tener en cuenta que este revestimiento exterior acabará deteriorando aún más la estructura metálica del horno, dada la capacidad de todos los refractarios de retener la temperatura dentro de su masa.  En este último sentido comentar que los materiales aislantes tienen mayor capacidad de disipación de esta temperatura mientras que los refractarios densos son los que mayor capacidad de retener la temperatura tienen.

5) ¿En un revestimiento multicapa cual es su orden de instalación?

La pauta a seguir es instalar el refractario más denso en la cara de fuego y detrás los materiales por orden de mayor densidad de tal forma que en la zona más fria se encuentre el material refractario más ligero o de menor densidad.

6) ¿Cuándo usar ladrillo refractario u hormigón como elemento principal de un revestimiento refractario? 

En general indicamos la idoneidad del ladrillo para aquellos equipos que trabajan de manera intermitente pues tienen mejor comportamiento frente al choque térmico, de igual modo recomendamos el uso de hormigón refractario para aquellos equipos que trabajan en continuo o puedan iniciar su operativa de una manera pausada y controlada.

7) ¿He de realizar un proceso de calentamiento específico para poner en funcionamiento un horno o caldera con revestimiento refractario de ladrillos?

En general un revestimiento de ladrillos necesita menos requerimientos de tiempo y control para su puesta en servicio.  Cosa bien distinta ocurre con los revestimientos de hormigón refractario que sí precisan de una curva de aumento de temperatura sobre todo ante su primera puesta en marcha.  Por favor, escríbanos al apartado de contacto de este espacio web y le enviaremos la curva de calentamiento más adecuada para su revestimiento de hormigón.